Programa elaborado por los maestros de Educación Infantil con el fin de lograr que el alumnado, al acabar su proceso de formación académica, haya adquirido también competencias emocionales que le permitan aumentar su nivel de bienestar personal y convertirse en personas responsables, comprometidas y cooperadoras. Este es un programa práctico y orientativo, así como transversal, para el desarrollo de la Inteligencia emocional desde la acción tutorial.

Mediante el desarrollo de las competencias emocionales, el alumnado aprende a emplear diversas estrategias como la regulación emocional, asertividad, empatía, resolución de conflictos… con el fin de hacer frente a situaciones emocionalmente difíciles, dentro del ámbito escolar y en contexto no escolar, familiar y social.